Tirada del tarot de la Fortuna

La tirada del tarot de la Fortuna es una de las tiradas más famosas y practicadas por los videntes. En este tipo de tirada quizás el nombre pueda engañarte pero el fin no es sólo conocer la fortuna de la persona sino que también se busca profundizar en otro tipo de temas como la salud, el amor o el trabajo. Por este motivo podríamos decir que la tirada del tarot de la Fortuna es una de las consultas más completas que existen en esoterismo.

¿Cómo se realiza la tirada del tarot de la Fortuna?

Lo primero que hace la vidente en la tirada del tarot de la Fortuna es pedir a la persona que escoja 10 cartas de la baraja del tarot. Estas 10 cartas son las que marcarán la consulta. Una vez escogidas la vidente las dispondrá en forma de “U” encima de la mesa.  Tal y como te mostramos en la siguiente imagen.

Tirada del tarot de la Fortuna

Tras posicionar las cartas, siempre de manera que estas queden boca abajo, la vidente comenzará a destaparlas y comenzará a averiguar diferentes aspectos de la vida de la persona tales como el amor, la salud, la economía, la suerte o el futuro.

La vidente te guiará a través de un viaje en el que debes prestar toda la atención posible ya que será ella la que te establezca las pautas para la solución a tus problemas y las respuestas a tus dudas.

Por regla general, la mayoría de los profesionales del tarot tiene una misma forma de realizar la tirada del tarot de la Fortuna y es que cada posición de las cartas refleja un aspecto de la vida de la persona. Aquí tenéis los conceptos de los que habla cada carta.

La carta número uno en la tirada del tarot de la Fortuna, situada arriba a la izquierda, es la primera en descubrirse y en ella la vidente ve reflejado el futuro del cliente. La vidente puede echar una vista al destino y a los acontecimientos y vivencias que le deparan a esa persona.

La siguiente carta, es decir, la número dos, se sitúa como podéis apreciar en la imagen justo debajo de la número uno. En esta carta el tarotista o vidente observará que es lo necesario que la persona aprenda para afrontar su vida más inmediata. Un aprendizaje que le vendrá bien en el futuro y que será indispensable que adquiera para que las cosas vayan por su cauce.

La carta número tres, situada debajo de la número dos, es la que le dice a la vidente las piedras que nos encontraremos en nuestro camino. Se trata de una serie de advertencias que deberíamos tener en cuenta ya que si no somos capaces de sortear estas adversidades no seremos capaces de seguir avanzando.

La carta número cuatro en la tirada del tarot de la Fortuna permanece debajo de la número tres y ya comienza a abarcar aspectos sentimentales. Sobretodo esta carta centra toda su atención en el amor y es por eso que si el cliente quiere saber más sobre sus relaciones amorosas y/o sentimentales, tendrá que estar atento al arcano que aparezca en esta carta.

La carta número cinco se sitúa a la derecha de la número cuatro. Cogeríamos ya la línea horizontal y el vidente se adentraría en la suerte que marca el camino de la persona.

La carta número seis se centra en el positivismo. ¿Qué cosas buenas existen en nuestra vida que nos puedan llevar a seguir avanzando? ¿Qué nos puede ayudar a evolucionar y a alcanzar nuestros objetivos?

La carta número siete se sitúa en la esquina inferior derecha. En ella podemos ver reflejados nuestros objetivos, lo que deseamos y anhelamos y lo que nos proponemos. Este tipo de propuestas que nosotros mismos nos hacemos tendrán un efecto en nuestra vida y será el vidente quien se encargue de mostrárnoslos.

La carta número ocho en la tirada del tarot de la Fortuna se sitúa en la columna de la derecha. Esta carta nos mostrará cuales son las ayudas de las que disponemos para alcanzar nuestras metas y será una buena idea aprovecharlas pues nos ayudarán en nuestra evolución.

La penúltima carta, la número nueve hace hincapié en nuestras emociones. Como somos emocionalmente. El profesional del tarot le ayudará al consultante a conocerse más emocionalmente a sí mismo desde una perspectiva más externa y objetiva.

Finalmente la carta número diez, la que se sitúa por encima de todas en la columna de la derecha. Esta será la última en destaparse y su función es relacionar el significado de todas las demás cartas y dar un veredicto final. Un veredicto certero y muy importante para la vida del consultante y que podrá servirle de gran ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *