El anillo de Salomón ¿Qué nos quiere decir?

El “anillo de Salomón” es un amuleto muy poderoso y de los más antiguos que se conocen. Su forma es bastante peculiar ya que está compuesto por dos triángulos que se entrelazan entre ellos; de esta manera, se forma una reconocible estrella de seis puntas que, según la tradición, también tiene propiedades demoníacas. El anillo de Salomón también se conoce como “estrella de David” y muchos expertos aseguran que es la llave que, utilizada de forma adecuada, puede abrir el camino hacia nuevos mundos.

El origen de “El anillo de Salomón”

Para poder entender su origen, tenemos que viajar al reinado de Salomón, hijo del rey David; nos encontramos en una época en donde habían quedado atrás todas las cruentas guerras que habían arrasado con la región y entonces los ciudadanos por fin encontraba la calma para empezar con una época de prosperidad.

Según nos dice la Biblia, el mismísimo Dios concedió a Salomón el don de la sabiduría. Salomón tenía conocimientos tanto de los animales, sobre las piedras y cristales, el mundo vegetal y, por si fuera poco, sabía mucho sobre avances científicos.

El símbolo del anillo de Salomón simboliza también la sabiduría: por un lado, el hecho de que uno de los vértices esté apuntando hacia arriba se asocia con lo divino, con la sabiduría con la conciencia; en contraposición, el triángulo invertido apunta hacia el mundo del inconsciente, el de la oscuridad, las tinieblas. De esta manera, es como una especie de símbolo que se asocia con el equilibrio entre la divinidad y la oscuridad.

Según se cuenta, este símbolo sería entregado a Salomón y gracias a él sería capaz de dominar el mundo de los espíritus y finalmente concluiría la titánica tarea de crear el “templo de Jerusalén”. Siempre que necesitaba algún consejo, tan sólo tenía que contemplar la joya para encontrarlo.

Según la leyenda, Salomón se quitó la joya en un momento dado para darse un baño y un fuerte viento la arrastraría hacia el mar en donde desaparecería para siempre.

Algunas personas aseguran haberse encontrado con esta joya, mientras que muchos expertos piensan que está ubicada en el más profundo de los mares.

En cualquier caso, nos tenemos que quedar con que el “anillo de Salomón” es un elemento que engloba la máxima sabiduría, tanto sobre lo bueno como sobre lo malo, por lo que utilizado de la forma adecuada, nos puede conducir por el camino de la luz… Sin embargo, utilizado de la forma inadecuada, nos puede llevar por el camino de las tinieblas.

Llama ya al 806
Llama con VISA